Equipo MIP

Manejo integral de plagas (MIP)

Es la utilización de todos los recursos necesarios, por medio de procedimientos operativos estandarizados, para minimizar los peligros ocasionados por la presencia de plagas. A diferencia del control de plagas tradicional (sistema reactivo), el MIP es un sistema proactivo que se adelanta a la incidencia del impacto de las plagas en los procesos productivos.
Importancia del MIP para garantizar la inocuidad de los alimentos, es fundamental protegerlos de la incidencia de las plagas mediante un adecuado manejo de las mismas. El MIP es un sistema que permite una importante interrelación con otros sistemas de gestión y constituye un prerrequisito fundamental para la implementación del Sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP, según su sigla en inglés).
Al implementar un plan MIP se tendrá como objetivo minimizar la presencia de cualquier tipo de plagas en el establecimiento ejerciendo todas las tareas necesarias para garantizar la eliminación de los sitios donde los insectos y roedores puedan anidar y/o alimentarse.

Manejo de insectos voladores (Trampas de luz UV):

Las Lámparas de luz ultravioleta tienen un gran poder de atracción atraen y atrapan todo tipo de insectos voladores como moscas, mosquitos, polillas, avispas, etc. Estos quedan adheridos en las placas adhesivas que retienen a los cuerpos de los insectos sin que se produzca fragmentación de los mismos y contaminación de los alimentos silenciosamente y sin olor.

Manejo de Roedores:

Los problemas de roedores en una dependencia pueden resultar extremadamente perjudiciales, por eso es necesario poner en marcha un plan de desratización lo antes posible para eliminar roedores.
Si no se lleva a cabo un plan de desratización, las infestaciones no tratadas de roedores en las instalaciones pueden:
  • Transmitir infecciones y enfermedades como la Salmonella y Leptospirosis.
  • Producir daños en productos almacenados y edificios.
  • Contaminar alimentos y mercadería.
Una plaga de roedores supone un peligro considerable para la saludde las personas y nuestros animales domésticos.
Las roedores también son reservorios de pulgas, ácaros y garrapatas y pueden producir reacciones alérgicas agudas.

 

Manejo de Roedores (Estaciones cebaderas de plástico):
Fabricados en polipropileno duro con cerradura de seguridad, las estaciones portacebo de plástico pueden fijarse al suelo o la pared. Estas estaciones han sido probadas ampliamente, y son resistentes a prácticamente cualquier intento de entrar por parte de cualquier animal excepto las roedores.
  • Recomendados para ser usados en zonas exteriores.
  • Resiste a cualquier tipo de clima.
 Manejo de Roedores (Estaciones de captura viva de metal):
Esta trampa de captura viva metálica está diseñada para ser instalada en su preferencia en interiores con cebo no tóxico para llamar la atención de los roedores, así podrán ingresar por la compuerta de cierre mecánico y quedará atrapado en dicha estación.
  • Fácil de revisar gracias al sistema de rejillas para mejorar la visualización.
  • Estación segura para el roedor capturado.
  • Control efectivo en interiores sin el uso de agentes tóxicos.